miércoles, 27 de enero de 2010

El vinagre de los 7 ladrones

Vieja leyenda del S XVII que cuenta el origen de la receta que inventaron 7 malhechores, al agregar al vinagre que bebían, hierbas aromáticas.


A veces, si nuestras abuelitas han tenido tiempo y ganas para disfrutar de la cocina, conocen la leyenda del incomparable vinagre de los “Siete Ladrones”, saben de él por su fama de condimento aromático, aunque no todas sabrían de donde surgió la vieja leyenda de su creación, si la supieran podrían comenzar diciendo:

Erase una vez una banda de ladrones y asesinos que solían esconder sus fechorías en la espesura de los bosques, teniéndose que alimentar de la caza, y sobre todo de hierbas silvestres, para tener más variedad de sabores, pensaron poner en infusión hierbas recogidas del bosque en vinagre, y fueron perfeccionando la receta hasta que consiguieron un preparado que era de su entera satisfacción por el sabor y las propiedades, ya que permitía tener más vigor y fortaleza al tomarlo, o así les parecía a ellos, entonces uno de ellos se enamoró perdidamente de una mujer a la cual reveló la receta, y ésta a su vez la utilizo en su época dándose finalmente a conocer como un vinagre muy apreciado por su delicadeza y sabor.

Todos sabían la procedencia del vinagre y por eso se llamó de los 7 ladrones, utilizándose allá por el S XVII en las posadas para aderezar una ensalada de patatas cocidas muy agradable al gusto de entonces y por qué no el de ahora.

LA RECETA: Adquirir en una herboristería 60 gramos de las siguientes hierbas aromáticas: ajenjo, romero, toronjil, salvia, menta, ruda, tomillo y orégano. Añadir a estas hierbas, calculando 8 gramos por cada una, canela, clavo de clavero, nuez moscada, ajo y raíz de cálamo oloroso. Todo ello debe estar seco, se tritura y se pone en un recipiente grande cristal que pueda ser cerrado herméticamente, se añade a la mezcla 2 litros de vinagre blanco de vino bueno, se cierra y se deja 20 días al sol o en ambiente caliente; luego se filtra exprimiendo bien el fondo. Se añaden unas gotas de ácido acético para garantizar la conservación y 15 gramos de alcanfor disuelto en un vaso de alcohol puro de 90 grados y podemos sumergirnos en toda la aventura de volver al pasado y sus sabores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails