domingo, 5 de marzo de 2017

EL OJO CUÁNTICO DE LA CONCIENCIA de Pedro Blanco Naveros



“Una Conciencia que salió del Big Bang, entre microtúbulos, neuronas, espinas dendríticas, espines, filamentos, cuerdas, supersimetría y multiversos”

"Un libro, que ayuda a comprender cómo se ha formado el Universo y ha surgido la vida inteligente, y conocer nuestro Cerebro y nuestra Conciencia como partes del Universo que son". 

(Frases de la Introducción del libro por Pedro Blanco Naveros)


UN LIBRO INTERESANTE

El misterioso mundo cuántico tan difícil de percibir por nuestros sentidos y sin embargo tan real, es presentado por el autor del libro, Pedro Blanco Naveros, con unas palabras y explicaciones que se asimilan con facilidad, demostrando que lo pequeño es como lo grande, y que una explicación muy complicada puede ser sustituida por una sencilla y clara, nos muestra unos razonamientos comprensibles para comprender profundos enigmas, acercándonos a los principales conceptos sobre la física cuántica.

Hay muchos interrogantes sobre de dónde venimos y hacia dónde vamos, los multiversos, mundos paralelos, la teoría de las cuerdas..., el autor muestra que solo la conciencia hace, como en el experimento de Young sobre el comportamiento de las partículas, que cobre sentido nuestra percepción del mundo y nuestras leyes físicas, ser conscientes de nuestro universo, en parte, nos permite entenderlo, por eso, seguir las pistas que nos da la lectura del libro "El ojo cuántico de la conciencia", nos permite encontrar respuestas y comprender conceptos abstractos. 




A continuación, un extracto de la obra: 

"De la misma manera surgió nuestro Universo (nos Universi) para diferenciarlo del resto de Universos (aliis mundi) y nos Universi inició su recorrido formando una figura plana, casi ovalada, con fluctuaciones de color, rumbo hacia lo desconocido durante 13.700 millones de años, sin que nadie supiese lo que estaba ocurriendo, no había ningún ser vivo consciente hasta ese momento, hasta que la conciencia emergió manifestándose a través de la materia evolucionada. 

En la nada hay muchas partículas virtuales fabricando potenciales aliis mundi, que solo pueden ser visibles para seres que tengan órganos receptores apropiados para detectarlos y su sola existencia sin la posibilidad de ser percibidos es una continuación de la nada, puede haber cosas imaginarias maravillosas siempre que haya alguien que pueda ejercer la facultad de imaginar, pero si no hay nadie, nada tiene realidad, es absurdo incluso plantearlo".





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails