viernes, 19 de marzo de 2010

Las Medicinas Perfumadas

“Ella entró llevando en el delantal y entre su brazos un gran manojo de rosas rosadas, blancas, amarillas, rojas y moradas.” (D’Annunzio-de “El Placer”)

Las flores son un ingrediente, no tan secreto, de pociones, ungüentos, cataplasmas…, sin embargo, hay flores que por su uso habitual como especies decorativas no nos hacen pensar en ellas como parte de una poción, nos extasía ver sus coloridas corolas, apreciar su perfume y ver distintas formas de colocarlas para que decoren un ambiente en nuestro hogar.

Los herboristas y naturalistas, además del valor estético de éstas plantas, como expertos, ven ellas sus otras posibilidades, así ocurre con las rosas, muy valiosas desde este punto de vista.

Un vinagre prodigioso

Hay una medicina que sirve para eliminar de la piel acnés y otras impurezas, desinfectar pequeñas heridas, secar forúnculos o calmar el dolor de un golpe, se trata del Vinagre de Rosas.


RECETAS

Vinagre de Rosas

Poner a macerar en 1 litro de vinagre blanco, de muy buena calidad (yo uso vinagre de manzana), los pétalos de 5 rosas (no se la razón pero deben ser impares) frescas, preferiblemente de color rojo.

Deben permanecer en infusión 10 días, luego, se cuela el vinagre, se eliminan los pétalos, y el líquido se pone en una botella de cierre hermético, mejor si es de color azul, marrón o verde oscuro.

Contra reumatismos y enfriamientos

Es algo que pueden sufrir jóvenes y mayores, pero lo relacionamos inconscientemente con la edad, y por ello, a veces, hasta se tratan de ocultar los síntomas para que no saquen los demás conclusiones sobre la “pila de años” que tenemos, bueno, pues afortunadamente hay un método sencillo para que sus síntomas sean más benignos y que paulatinamente desaparezcan.

Baño de Rosas

El tratamiento consiste en echar en el agua muy caliente del baño 3 puñados de pétalos de rosas frescas o pétalos desecados, el baño debe durar al menos para surtir efecto 15 minutos, y durante la inmersión debemos frotar dando masajes en la piel con una esponja natural.

Tisana de Rosas

La tos y el enfriamiento encuentran alivio con esta tisana que se prepara poniendo en infusión unos pocos pétalos secos con el doble de pétalos frescos en una taza de agua hirviendo, durante 10 minutos. Se filtra, se endulza con azúcar moreno y se toma muy caliente. Hay que repetir el tratamiento, 3 veces al día durante 3 días consecutivos.

(Cuando no se encuentran pétalos de rosa para el baño, se puede recurrir, con efectos similares, al agua de rosas que venden en farmacias, bastan unas gotas de esta agua para el baño. Los pétalos de rosa usados para la tisana no pueden ser ornamentales, ya que llevan pesticidas y fertilizantes.)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails