lunes, 5 de julio de 2010

EL MANÁ VIENE DEL MAR

“Y cuando el rocío cesó de descender, he aquí sobre la faz del desierto una cosa menuda, redonda, menuda como una escarcha sobre la tierra. Y viéndolo los hijos de Israel, se dijeron unos a otros: ¿Qué es esto? porque no sabían qué era. Entonces Moisés les dijo: Es el pan que Jehová os da para comer. Esto es lo que Jehová ha mandado: Recoged de él cada uno según lo que pudiere comer; un gomer por cabeza, conforme al número de vuestras personas, tomaréis cada uno para los que están en su tienda. Y los hijos de Israel lo hicieron así; y recogieron unos más, otros menos; y lo medían por gomer, y no sobró al que había recogido mucho, ni faltó al que había recogido poco; cada uno recogió conforme a lo que había de comer. Y les dijo Moisés: Ninguno deje nada de ello para mañana. Mas ellos no obedecieron a Moisés, sino que algunos dejaron de ello para otro día, y crió gusanos, y hedió; y se enojó contra ellos Moisés. Y lo recogían cada mañana, cada uno según lo que había de comer; y luego que el sol calentaba, se derretía”. (Éxodo, capítulo 16)

(Recogida del maná, de Diego Polo)

Cuando leemos los prodigios de los que habla la Biblia siempre pensamos en lo increíbles que son para nuestra mentalidad actual; cuando era pequeña, leía un libro muy difundido que se llamaba “La Biblia tenía razón” y justificaba casi todos los episodios insólitos bíblicos dando una explicación muy científica y razonable.

El maná, según el libro del Éxodo, era el alimento que Dios enviaba todos los días, menos el sábado, a “su pueblo” en el desierto, se dice en el “Midrash” que tenía el sabor y la apariencia de aquello que cada ser deseaba. El texto bíblico le describe como una sustancia blanca, similar a semillas de coriandro, que aparecía cada mañana después del rocío y se derretía con el sol, se podía hornear tras molerlo y hacer obleas.

Se cuenta que 1986 se encontraron unos manuscritos antiguos que hacen referencia al maná describiéndolo como semillas parecidas a las de la mostaza y del color de los dátiles de Siria.

Resulta sin duda muy misteriosa la existencia del maná, ¿sería cierto que una sustancia comestible caía del cielo para alimentar al pueblo hebreo mientras huía en el desierto? Y, si es cierto, ¿qué sustancia sería? (A la derecha Tamarix Mannifera, a la izquierda Tamarix gallica)

El fenómeno se ha estudiado mucho y puede explicarse. Existe una sustancia vegetal que pudo ser el alimento de los hebreos de aquella época, con mucha probabilidad el maná del que se alimentaron los hebreos durante la travesía del desierto era un pequeño liquen, la “Lencanora esculenta”, que una vez seca, es elevada por el viento y llevada a grandes alturas, descendiendo a la tierra como una lluvia cuando la presión atmosférica cambia.

Se ha identificado con el maná también el líquido que trasuda el tronco del fresno, “fraxinus ornus”.

En Sicilia, la recogida del maná, un zumo dulce, que fluye por incisión del tronco de fresnos (Fraxinusornes), y que contiene manita, azúcar y dextrina, constituye una pequeña fuente de ingresos, ya que tienen diversos usos farmacéuticos, en especial la preparación de la “mamita” (principio azucarado contenido en el maná) que es un conocido laxante. (A la izquierda semillas de coriandro)

Existe un tercer maná, el del SINAB, que se forma en el interior del tronco del Tamarix manigera por la picadura de los insectos o arañazos de la corteza provocados por el paso de algún animal, que también tiene usos curativos.

El maná del futuro

Establecido que el maná bíblico es una realidad científica, podríamos investigar si existe alguna posibilidad de descubrir un sistema que hoy día pudiera alimentar a grandes grupos de población, sirviendo para asegurar la pervivencia de los seres humanos; pues bien, esta posibilidad es un hecho, existe hoy día el cultivo de microalgas de las que se extrae una “harina verde”, alimento muy rico en proteínas y vitaminas, que podría solucionar el problema del hambre.

Las microalgas, en concreto son, Chlorella, Spirulina y Scenedesmus, todas ellas de alto contenido proteico, pudiendo proporcionar al hombre tanto energía como la carne.

Los experimentos se han realizado en Estados Unidos, América, Alemania, Israel e Italia, consisten básicamente en elaborar con la harina verde pan y sopas, que tienen un agradable sabor.

Parece que el mundo vegetal tiene la llave para sacar a la especie humana adelante, constituyendo, en su conjunto, un maná. (Abajo Fraxinus Ornus)

5 comentarios:

  1. Tres preguntar quiero hacer para remediar esta absurda tendencia de querer explicar lo inexplicable en lugar de aceptar que realmente el Dios Eterno entregó una comida que nunca se había comido en la tierra.
    1º).- ¿Por qué razón este almento se descomponía al guardarlo para el otro día y al recoger una doble porción al sexto día la porción que guardaban para el dia séptimo no se descomponía? Seguramente el maná de ese día tenía fecha de vencimiento...
    2º).- ¿Por qué razón no había viento, ni cambio de la presión atmosférica, ni los insectos picaban o arañaban las cortezas en el séptimo día, ya que ese día NO HABIA maná sobre la tierra? Seguramente el viento, la presión atmosferica y los insectos tenían día de descanzo...
    3º).- ¿Por qué razón después de cuarenta años sin alterar el ciclo de alimentación ningún día el Maná dejó de caer inmediatamente cuando los israelitas comenzaron a comer de los frutos de la tierra de Canaán?, pues ellos comieron del producto de esa tierra y a la mañana siguiente NUNCA MAS hubo maná del cielo. Seguramente los que trabajaban para producir el maná, los árboles, el viento, la presión atmosférica, los insectos, etc, después de 40 años de trabajo se fueron jubilados.
    Por favor, dejen de luchar con Dios, pues si aún quedase alguna posibilidad de estas teorías científicas, todas ellas quedan irremediablemente sujetas a las ordenes que el Dios Todopoderoso señaló para alimentar a su pueblo el en desierto, de tal manera que milagrosamente la naturaleza con todos sus procesos obedeció a los horarios, conservación del alimento y años de producción. Espero que esto le sirva para regresar urgentemente y a toda velocidad a esa fe suya de la infancia, pues el Maestro nos enseño que tenemos que ser como niños para entrar en el Reino de los Cielos. Si le puedo ayudar escriba a mae.apostol.xto@gmail.com.

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes mi nombre es Hector de cd mante tamaulipas mexico, y creo firmemente en dios padre en los momentos apremiantes cuando yo le pedi el me demostro con echos ke existe, por eso amigos mios, no duden de el nunca,antes de dormir brindenle 5 minutos y platiquen con el y en el trascurso de su vida el se ira revelando no abra nada k no sepan sus dudas seran saciadas y viviran felizes siempre.

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes mi nombre es Hector de cd mante tamaulipas mexico, y creo firmemente en dios padre en los momentos apremiantes cuando yo le pedi el me demostro con echos ke existe, por eso amigos mios, no duden de el nunca,antes de dormir brindenle 5 minutos y platiquen con el y en el trascurso de su vida el se ira revelando no abra nada k no sepan sus dudas seran saciadas y viviran felizes siempre.

    ResponderEliminar
  4. Mana dulce pan de la vida ,lo puedes disfrutar ahun ese fortificante sabor que te queda cuando sientes la real presencia de Dios en tu vida en espíritu y verdad!..

    ResponderEliminar
  5. Mana dulce pan de la vida ,lo puedes disfrutar ahun ese fortificante sabor que te queda cuando sientes la real presencia de Dios en tu vida en espíritu y verdad!..

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails